miércoles, 14 de diciembre de 2016

"Ceniza", por Leila Guerriero.


FICHA SEIS. SEGUNDO DE BACHILLERATO. 
"Ceniza", por Leila Guerriero. EL PAÍS. 
No entiendo el escándalo que generó tiempo ha el documento emitido por el Vaticano que prohíbe conservar en casa, engarzar en joyas, dispersar en tierra, aire o agua las cenizas de las cremaciones de los muertos. No conozco las promesas que hacen otras religiones, pero la de la religión católica es tentadora: resurrección en cuerpo y alma. Lo de la resurrección del cuerpo siempre me sonó a película de la Hammer, y en mi ignorancia me pregunto: cuando llegue el momento ¿dónde van a meter a tanta gente? La decisión de la Iglesia es el antídoto perfecto contra el que podría ser el mayor susto de nuestras vidas. ¿Y si el día que toque la resurrección, en ese anillo en el que engarzamos las cenizas de la abuela, se materializa una falange de la susodicha; y si mami vuelve a la vida y resulta que hay un ojo en las Rocallosas y un tobillo en Lavapiés? Los cementerios, y no los armarios ni las repisas, son los sitios donde resucitar cómodamente sin ponerle los pelos de punta a media humanidad. Pero lo que me importa de este asunto es que se trata de democracia pura y dura. Con gestos como este la Iglesia católica logra llegar de manera eficaz y ecuánime a todos sus fieles, no solo a los gays católicos que pretenden ejercer su sexualidad (y no pueden), a los divorciados católicos que pretenden casarse de nuevo (y no pueden), a las mujeres católicas que pretenden ser sacerdotes (y no podrán nunca), a los hombres y mujeres católicos que pretenden cuidarse del VIH usando preservativo (y no pueden). No todo el mundo es gay, ni mujer, ni está divorciado, ni tiene sexo. Pero todo el mundo tiene un muerto. Quizás cremado. Con una prohibición sencilla la Iglesia logra recordar que el largo brazo de su presencia abarca, de la cuna a la tumba, todo. Si eso no es democracia —prohibiciones para todos y todas— yo no sé qué es.

1.- Realiza el comentario completo del texto anterior y entrégaselo al profesor, a mano. Se te computará como trabajo realizado en casa. 
2.- En la página 64, ojo con el apartado 6.2. Realiza los ejercicios desde el 15 al 18. El 21 y el 22. (Denotación, connotación y sentido).
3.- De la página 67, todos.  (Sinónimos, antónimos, polisemia y homonimia). 
4.- Páginas 187 y 189. (Juan Ramón Jiménez).
5.- Página 195. (Las Vanguardias).
6.- Página 207. (La generación del 27). 

sábado, 10 de diciembre de 2016

EL TRABAJO EN CASA DEL SEGUNDO TRIMESTRE

El día 14 de septiembre de 2016 se publicó en este blog una guía de comentario. A partir del segundo trimestre, el alumnado deberá presentar comentarios de textos periodísticos. Son obligatorios los análisis de los cinco primeros puntos de la guía, más algunos de los que el alumnado elija, o sea, los planos, incluso una opinión personal. Se recomienda que los planos sean los elegidos, al poseer una mayor dificultad.

Los textos para el comentario se pueden elegir de entre los expuestos en este blog. TAMBIÉN cabe la posibilidad de ser elegidos por el propio alumnado desde la prensa diaria.

viernes, 9 de diciembre de 2016

EL SPOT

El spot que deben presentar tendrá las siguientes características:

A) Durará como mínimo treinta segundos.
B) Todos los miembros del grupo aparecerán en él.
C) Poseerá grafismo y música.
D) Pertenecerá a la llamada "publicidad institucional", es decir, campañas a favor o en contra de determinados aspectos de nuestras sociedades modernas, por ejemplo, una campaña contra el acoso escolar o bullying.
E) El producto final se enviará en formato mp4 a través del Google Drive.

De la fecha límite de entrega se informará en los próximos días.

jueves, 8 de diciembre de 2016

"Malumachote", por LUZ SÁNCHEZ-MELLADO. EL PAÍS.

Voy a salir del penúltimo armario en esta tribunilla que me va a costar la poquita reputación que aún conservo. Me divierte el perreo, he dicho. En esto me pasa como con tantas otras cosas, que te horrorizan hasta que te quitas los prejuicios. A mí el reggaeton me sacaba de quicio hasta que me vi en clase de zumbacon 80 mujeres de todo tonelaje percutiendo el coxis como si se fuera a acabar el mundo y hubiera que repoblarlo a destajo. Mira: qué sudores, qué risas, qué catarsis. Las letras son otra cosa, y la cosa va siempre de lo mismo: el macho-machote-papi te perdona la existencia y te informa de que te va a quitar las penas, mami, mediante la introducción de sus santos atributos por donde él te diga. Un delirio de alusiones sexuales tan explícitas y, sí, machistas, que constituye una caricatura para cualquiera con dos dedos de frente. Pero claro, soy una señora mayor y a estas alturas tengo el coco todo lo bien o mal amueblado que voy a tenerlo en la vida.
A Maluma, el cantante de reggaeton más seguido por las jóvenes, le piden la prohibición de su hit Cuatro babies, en el que se pavonea de usar a las mujeres como objetos sexuales. Paren máquinas: el reggaeton es machista. El tipo, la letra y el vídeo no puede ser más zafio, soez ni grosero, pero de ahí a prohibirlo va un abismo. El mismo Maluma canta Borro cassette, donde va de hombre objeto herido por una devoramachos, y en Chantaje, a medias con Shakira, ambos se reparten mandobles sugiriendo que, escandalazo, a las mujeres nos gusta mandar en el sexo. Tengo dos hijas adolescentes y, a veces, perreamos a muerte Chantaje en la cocina. Aspiro, como con ellas, a que las chicas no se formen, no solo, con la bazofia que escupe la radio, sino conociendo la realidad dura y diversa de ahí fuera con ayuda de todos. Quizá no sea la reina de la coherencia, pero es lo que pienso. A ver si, aparte de sorórica, voy a ser heteropatriarcal sin saberlo.

sábado, 19 de noviembre de 2016

SIMULACRO . SEGUNDO DE BACHILLERATO. (MAÑANA LO HAREMOS EN CLASE)




NOMBRE………………………………

ATENCIÓN: Uso obligatorio del bolígrafo. Si hay tachones en las respuestas elegidas la pregunta se dará por no contestada. No se permite ningún sistema de borrado (tipex, gomas, etc.), en ese caso se dará la respuesta por no contestada. Cada pregunta acertada 0.5 puntos. Cada pegunta errada -0,25. Cada pregunta no contestada no suma ni resta nada.   

LAS UNIDADES 5, 6 Y 12 SE QUEDAN FUERA AL ADELANTAR EL EXAMEN POR EL VIAJE A PARÍS.

PREGUNTAS DE LENGUA.

1.- En el caso de “Pocos lo han leído. El Quijote es el gran desconocido de las letras españolas” nos encontramos ante …

a) Una anáfora.

b) Una sustitución por hiperónimo.

c) Una catáfora.

d) Una sustitución por sinónimo.

2.- El marcador “por supuesto”…

a) Vincula dos segmentos de un texto estableciendo entre ellos un algún tipo de contraste.

b) Matiza la relevancia de lo dicho anteriormente.

c) Confirma y desarrolla lo dicho anteriormente.

d) Ninguna es correcta.

3.- Los marcadores de la propia opinión, por ejemplo, “desde mi punto de vista”…

a) son propios de la función fática, pues llaman la atención del receptor.

b) son propios de la función poética, pues llaman la atención hacia el código.

c) son propios de la función expresiva.

d) son propios de la función conativa o apelativa.

4.- ¿Qué opción marcarías como verdadera respecto a la descripción?

a) Las hay objetivas (en textos científicos).

b) Las hay objetivas (en textos periodísticos informativos).

c) El retrato refleja aspectos físicos y psíquicos del personaje.

d) Todas son correctas.

5.- ¿Cuál de los siguientes géneros no es periodístico?

a) Crónica.

b) Viñeta.

c) Carta al entrevistado.

d) La a y la b son correctas.

6.- ¿Qué enunciado no dice la verdad sobre la publicidad?

a) Solo la hay radiofónica e impresa.

b) Existe la llamada publicidad institucional.

c) La propaganda política pretende la adhesión del receptor a una opción ideológica.

d) La a y la b NO dicen la verdad.

7.- El reportaje periodístico…

a) Informa de hechos ocurridos en un día que el periodista enjuicia o interpreta.

b) Es un relato extenso en el que se profundiza sobre un tema, suele incluir testimonios o declaraciones de expertos en la materia o de los propios protagonistas.

c) No debe incluir declaraciones de expertos ni de los protagonistas del tema que se analiza.

d) Expresa y representa la opinión del periódico.

8.- La columna…

a) constituye una sección fija y es un género informativo.

b) constituye una sección no fija y es un género de opinión.

c) constituye una sección fija y es un género de opinión.

d) Ninguna es correcta.

9.- ¿Son todos narrativos?

a) Mito.

b) poemas líricos.

c) Poemas épicos.

d) La a y la c son narrativos.

10.- Las perífrasis verbales como tener que+ infinitivo y haber que+infintivo son propias de qué función.

a) De la poética.

b) De la metalingüística.

c) De la fática.

d) De ninguna de las anteriores.

TEMAS DE LITERATURA

11.- ¿Qué enunciado dice la verdad sobre la literatura de finales del XIX y principios del XX?

a) El filósofo Nietzsche fue uno de los más destacados al formular exitosamente la muerte de Dios.

b) No se da el auge de las doctrinas ocultistas o del misticismo panteístas.

c) Se da el ague de las doctrinas postivistas.

d) La a y la c dicen la verdad.

12.- En España…

a) destacan posturas políticas contrarias al espíritu burgués liberal, como el anarquismo.

b) Rubén Darío destacó con Azul en el grupo del 98.

c) Rubén Darío destacó con Azul dentro de la llamada poesía modernista.

d) La a y la c son correctas.

13.- ¿Qué rasgo NO es propio del Modernismo o del 98?

a) El culto a la ciencia.

b) El positivismo.

c) El antipositivismo.

d) la a y la c no son rasgos propios de este periodo.

14.- En el poema El albatros de Baudelaire…

a) Se compara al poeta con este señor de las nubes.

b) Se reflexiona sobre el papel de la poesía en la sociedad moderna.

c) Se reflexiona sobre un olmo, o sea, sobre Leonor.

d) La a y la b son correctas.

15.-  Temas propios del 98 son…

a) La vinculación entre paisaje y literatura.

b) La dialéctica entre europeísmo y nacionalismo.

c) La religiosidad tradición (favoreciéndola).

d) Solo la a y la b son correctas.









16.- El llamado primitivismo noventayochista se manifiesta en…

a) La pérdida de la fe.

b) En el interés por lo medieval.

c) En el interés por el problema de España.

d) En el exotismo.

17.- ¿Qué rasgo es propio del Modernismo?

a) La creencia en la armonía universal.

b) El realismo, por influencia de Galdós.

c) La sensualidad y el hedonismo.

d) La a y la c son correctas.

18.- La sacralización del Arte implica…

a) La concepción de la poesía como un refugio frente al prosaísmo.

b) El rechazo del presente.

c) El uso de la simbología religiosa en contextos eróticos.

d) Las innovaciones métricas, como el uso del alejandrino.

19.- La obra más importante de Rubén Darío la constituyen tres obras (por orden de publicación).

a) Prosas profanas, Azul, Cantos de vida y esperanza.

b) Cantos de vida y esperanza, Azul y Prosas profanas.

c) Azul, Prosas profanas y Cantos de vida y esperanza.

d) Azul, Cantos de vida y esperanza y Prosas profanas.

20.- Las galerías machadianas, presentes en su primer título, hacen referencia a…

a) La búsqueda de Dios.

b) El amor perdido.

c) La soledad.

d) Los recuerdos, los sueños y los caminos de introspección.








"Vida de uno", por Leila Guerriero. EL PAÍS.

¿No tenéis la impresión de que toda la infancia de esta generación está tematizada? Me refiero a que todo, desde juguetes a ropa, pasando por mochilas, toallas y cualquier otro objeto que pueda usar un niño o niña, tiene estampados a una serie de personajes de los que es imposible huir. Aunque ni siquiera hayan visto la serie o película de turno.
Hay una edad en la que todo es Mickey, Peppa y, desde hace un par de años, la Patrulla Canina. Después llegan Hello Kitty, los ponys demenciales, las princesas Disney, los superhéroes y los Minions. Y luego, Soy Luna (antes Violetta) y el universo Star Wars, antes de que dejen de lado todo lo que les parezca infantil y se vistan de góticos y se hagan piercings a escondidas.
Aparte de que nos saquen los cuartos y de que se acaba imponiendo una uniformidad que hace que te encuentres a Elsa y Anna tanto en El Corte Inglés como en el Primark como en el bazar de la esquina, el problema que le veo a esta eclosión del merchandising es que acentúa aún más los roles de género que asumen los niños en cuanto pisan la guardería. Porque hay personajes de niños y personajes de niñas. Da igual que en casa tengas coches y muñecas indistintamente, que machaques con que no hay juguetes ni colores de niños ni de niñas sino que cada uno puede usar lo que quiera.
Ya he contado alguna vez cómo mi hijo mayor ha sido objeto de escarnio desde pequeño porque quería pintarse las uñas de colores, al igual que sus hermanas. Ahora le ha tocado el turno a la pequeña. A sus cinco años, le gustan las princesas y el maquillaje, pero también, no me preguntéis por qué porque nunca hemos visto ningún dibujo del personaje, el increíble Hulk. Pero cuando llegó este curso a su cole nuevo con su vaso de Hulk, volvió triste porque algunas niñas se habían reído de ella. Lo mismo que le pasó otro día que llevó su camiseta de Tortugas Ninja.
Con esa capacidad de adaptación de los niños, ha entendido que eso son personajes "de chicos". Así que para no volver a sufrir burla, el día que le tocó ser ayudante de la profesora de inglés, eligió para ponerse al cuello un medallón con una princesa, en vez de con Darth Vader, que era lo que le apetecía. "No quiero que se rían de mí, mamá", me contó por la tarde. El siguiente paso será, si su padre y yo no conseguimos convencerla de lo contrario y hacerle entender la importancia del respeto a los demás, que ella, para no desentonar, también se ría del que tenga gustos diferentes a lo socialmente esperado.
Para nosotros es más bien anecdótico, pero no quiero ni imaginar lo que deben sufrir los niños y niñas transexuales, cuyas primeras manifestaciones suelen ser mostrar preferencia por juegos y ropa normalmente asociados al género opuesto al biológico. El 90% de los niños y adolescentes LGTB en España han sufrido acoso escolar, según un estudio de Cogam de 2013.

"Malditas princesas", Cecila Jan. EL PAÍS.

¿No tenéis la impresión de que toda la infancia de esta generación está tematizada? Me refiero a que todo, desde juguetes a ropa, pasando por mochilas, toallas y cualquier otro objeto que pueda usar un niño o niña, tiene estampados a una serie de personajes de los que es imposible huir. Aunque ni siquiera hayan visto la serie o película de turno.
Hay una edad en la que todo es Mickey, Peppa y, desde hace un par de años, la Patrulla Canina. Después llegan Hello Kitty, los ponys demenciales, las princesas Disney, los superhéroes y los Minions. Y luego, Soy Luna (antes Violetta) y el universo Star Wars, antes de que dejen de lado todo lo que les parezca infantil y se vistan de góticos y se hagan piercings a escondidas.
Aparte de que nos saquen los cuartos y de que se acaba imponiendo una uniformidad que hace que te encuentres a Elsa y Anna tanto en El Corte Inglés como en el Primark como en el bazar de la esquina, el problema que le veo a esta eclosión del merchandising es que acentúa aún más los roles de género que asumen los niños en cuanto pisan la guardería. Porque hay personajes de niños y personajes de niñas. Da igual que en casa tengas coches y muñecas indistintamente, que machaques con que no hay juguetes ni colores de niños ni de niñas sino que cada uno puede usar lo que quiera.
Ya he contado alguna vez cómo mi hijo mayor ha sido objeto de escarnio desde pequeño porque quería pintarse las uñas de colores, al igual que sus hermanas. Ahora le ha tocado el turno a la pequeña. A sus cinco años, le gustan las princesas y el maquillaje, pero también, no me preguntéis por qué porque nunca hemos visto ningún dibujo del personaje, el increíble Hulk. Pero cuando llegó este curso a su cole nuevo con su vaso de Hulk, volvió triste porque algunas niñas se habían reído de ella. Lo mismo que le pasó otro día que llevó su camiseta de Tortugas Ninja.
Con esa capacidad de adaptación de los niños, ha entendido que eso son personajes "de chicos". Así que para no volver a sufrir burla, el día que le tocó ser ayudante de la profesora de inglés, eligió para ponerse al cuello un medallón con una princesa, en vez de con Darth Vader, que era lo que le apetecía. "No quiero que se rían de mí, mamá", me contó por la tarde. El siguiente paso será, si su padre y yo no conseguimos convencerla de lo contrario y hacerle entender la importancia del respeto a los demás, que ella, para no desentonar, también se ría del que tenga gustos diferentes a lo socialmente esperado.
Para nosotros es más bien anecdótico, pero no quiero ni imaginar lo que deben sufrir los niños y niñas transexuales, cuyas primeras manifestaciones suelen ser mostrar preferencia por juegos y ropa normalmente asociados al género opuesto al biológico. El 90% de los niños y adolescentes LGTB en España han sufrido acoso escolar, según un estudio de Cogam de 2013.

martes, 1 de noviembre de 2016

miércoles, 26 de octubre de 2016

Ficha 5. SIETE MENOS.

"Siete menos", por Leila Guerriero. Ficha 5 de Segundo de bachillerato.LA MORFOLOGÍA DE LA PALABRA. LA PUBLICIDAD.

El 20 de octubre, cuando en Buenos Aires la marcha #NiUnaMenos (organizada para visibilizar la violencia contra las mujeres) llegaba a su momento culminante, en Mendoza un hombre mataba a su hermana —con un destornillador— y en Tucumán otro rociaba con alcohol a su pareja y la prendía fuego. Mientras, en mi casa, yo miraba por televisión a una conductora que, después de hablar sentidamente sobre la violencia de género, daba paso a la publicidad: un anuncio de jabón en el que una mujer lavaba la ropa de sus hijos traviesos —varones—, seguido de otro en el que un hombre conducía un auto por paisajes que exudaban libertad, seguido de otro en el que una mujer le enseñaba a su hija a cocinar pollo al horno. En Colombia nos arrojan ácido, en Chile nos arrancan los ojos, en mi país nos prenden fuego. Cada quien cultiva sus bestias. Los hombres nos matan. Nos matan, también, otras cosas. Nos mata la leche infectada que tragamos a diario y que hace que (a todos) nos parezca normal que en las publicidades las mujeres laven ropa y los hombres salgan a conocer el mundo. Que hace que nadie encuentre rastros de sumisión jurásica en la frase (repetida por hombres y mujeres) “tener un hijo es lo más maravilloso que puede pasarle a una mujer”. Que hace que los periodistas sigamos prohijando artículos sobre “la primera mujer conductora de metro” como quien dice: “¡Miren: no son idiotas, pueden accionar palancas!”. Que hace que el cuerpo de una hembra joven parezca más vulnerable que el de un macho joven. Que hace que si dos mujeres viajan juntas se diga que viajan “solas”. Nos mata esa leche infecta que, más que leche de cuna, parece una canción de tumba o una profecía sin escapatoria. (En la Argentina un hombre mata a una mujer por día, de modo que desde aquella marcha y hasta hoy en mi país hay siete mujeres menos y siete ataúdes más).

1.- Tema, tesis y resumen del texto.
2.- Explica la tipología argumental usada por la columnista.
3.- Estructura el texto.
4.- Ejercicio 1 de la página 41. ( La publicidad).
5.- Ejercicios 2, 3, 4 de la página 51. (La derivación).
6.- Ejercicios 11, 12,13,14,15 y 19 de la página 53.(Composición y parasíntesis).
7.- Ejercicios 25, 26, 27, 28, 29 y 30 página 55. (Morfología de las formas verbales).
8.- Toda la página 61.( Las palabras patrimoniales y los préstamos).
9.- Toda la página 63. (Los neologismos: análisis y clasificación).

"Siete menos", por Leila Guerriero. EL PAIS. 26 de octubre de 2016.

El 20 de octubre, cuando en Buenos Aires la marcha #NiUnaMenos (organizada para visibilizar la violencia contra las mujeres) llegaba a su momento culminante, en Mendoza un hombre mataba a su hermana —con un destornillador— y en Tucumán otro rociaba con alcohol a su pareja y la prendía fuego. Mientras, en mi casa, yo miraba por televisión a una conductora que, después de hablar sentidamente sobre la violencia de género, daba paso a la publicidad: un anuncio de jabón en el que una mujer lavaba la ropa de sus hijos traviesos —varones—, seguido de otro en el que un hombre conducía un auto por paisajes que exudaban libertad, seguido de otro en el que una mujer le enseñaba a su hija a cocinar pollo al horno. En Colombia nos arrojan ácido, en Chile nos arrancan los ojos, en mi país nos prenden fuego. Cada quien cultiva sus bestias. Los hombres nos matan. Nos matan, también, otras cosas. Nos mata la leche infectada que tragamos a diario y que hace que (a todos) nos parezca normal que en las publicidades las mujeres laven ropa y los hombres salgan a conocer el mundo. Que hace que nadie encuentre rastros de sumisión jurásica en la frase (repetida por hombres y mujeres) “tener un hijo es lo más maravilloso que puede pasarle a una mujer”. Que hace que los periodistas sigamos prohijando artículos sobre “la primera mujer conductora de metro” como quien dice: “¡Miren: no son idiotas, pueden accionar palancas!”. Que hace que el cuerpo de una hembra joven parezca más vulnerable que el de un macho joven. Que hace que si dos mujeres viajan juntas se diga que viajan “solas”. Nos mata esa leche infecta que, más que leche de cuna, parece una canción de tumba o una profecía sin escapatoria. (En la Argentina un hombre mata a una mujer por día, de modo que desde aquella marcha y hasta hoy en mi país hay siete mujeres menos y siete ataúdes más).

lunes, 24 de octubre de 2016

"De fundamentalismos".




"De fundamentalismos", por Julio María Sanguinetti. EL PAIS. 24 de octubre de 2016.

Tiempo extraño este que estamos viviendo. Por un lado, una revolución científica lleva al saber humano a fronteras cada vez más audaces, cambiando modos de producción y hasta expectativas de vida; al mismo tiempo, se adolece de fundamentalismos anacrónicos que, como fantasmas de un pasado que se niega a morir, invaden las sociedades con su carga de irracionalidad y fanatismo.



La reaparición de las guerras de religión, luego de dos siglos de larga y exitosa secularización, es una contramarcha histórica muy profunda. El islam radical agrede los valores de la civilización occidental con acciones terroristas y se divide con encono, a su vez, entre sus diversas tendencias. Sus agresiones han producido, en nuestro mundo, reacciones tan desproporcionadas y sin objetivo claro como lo han sido las guerras de Afganistán e Irak. Al amparo de ambigüedades y dudas de los gobiernos democráticos, crecen los demagogos xenófobos con su carga de fanatismo. El miedo es un mal consejero y allí están la señora Marine Le Pen y el extravagante Donald Trump para testimoniarlo, con una respuesta popular particularmente preocupante.
Al coincidir en el tiempo este terrorismo religioso con un mundo de migraciones, las pasiones nacionalistas se excitan, contradiciendo un proceso de globalización que, a través de la aceptación de las libertades democráticas, la economía de mercado y los nuevos medios de comunicación, expande los bienes de la técnica, del arte, del entretenimiento, incluso uniformando gustos y hábitos de comportamiento. El reciente Brexit británico, tan distante de su flemática racionalidad histórica, ha sido hijo de un nacionalismo aldeano, de arcaica psicología isleña, en que los viejos de los pueblitos, los nostálgicos del Imperio y los veteranos de innúmeras guerras, le han negado a los jóvenes la permanencia en una amplia Europa que había erigido a Londres en su capital financiera. Muros se levantan por doquier como expresión material del abroquelarse nacionalista.
No faltan tampoco los fundamentalismos democráticos, que asumen que una mayoría electoral les atribuye el poder absoluto para atropellar la separación de poderes y perpetuarse en el gobierno. Los populismos latinoamericanos son un cumplido ejemplo de cómo una elección se transforma en un mito refundacional que termina con las instituciones de las que nació. El chavismo es un enfermizo paradigma.


Las pasiones nacionalistas se excitan, contradiciendo la globalización

En otra dimensión política del mismo fenómeno fundamentalista, nos encontramos con la iracundia identitaria que impide toda negociación. Es otra resurrección del pasado. Ya Tucídides, en su Historia de la Guerra del Peloponeso, nos decía que “la causa de todos los males era el deseo de poder inspirado por la codicia y la ambición y de estas dos pasiones, cuando estallaban las rivalidades de partido, surgía el fanatismo”. A lo que agregaba: “[...]Así fue como la perversidad en todas sus formas se instaló en el mundo griego, a raíz de las luchas civiles, y cómo la ingenuidad, con la que tanto comulga la nobleza de espíritu, desapareció víctima del escarnio”.
No faltan tampoco los fundamentalistas ecológicos, con sus utopías románticas, que —desbordadas más allá de su benéfica alerta— nos llevan a tiempos mitológicos, como aquella edad de oro que evocaba el Caballero de La Mancha. Y ni hablar de los económicos, curiosamente provenientes tanto de la izquierda materialista como de la derecha ultraliberal, convencidas ambas de que la economía predomina sobre todas las otras dimensiones de la sociedad y el espíritu.
La racionalidad científica también tiene su patología, históricamente simbolizada en el monstruo engendrado por la ambición del doctor Franken<TB>stein. Hoy los monstruos aparecen, en ocasiones, en Corea del Norte, con un pequeño maniático que sueña con bombas atómicas, o bien —más sofisticadamente— en el pensamiento occidental, en las construcciones teóricas de quienes creen —como lo decía Saint-Simon— que “en el nuevo orden político las decisiones deben ser el resultado de demostraciones científicas totalmente independientes de la voluntad humana”. En una palabra, terminamos con la política y los políticos, sin advertir que la conducción de las sociedades no es reductible a ecuaciones.
De todo lo cual resulta, paradójicamente, que, en medio de una explosión científica, la razón ha de seguir en combate. Y que el proyecto de los Iluministas, inspirador de las grandes revoluciones liberadoras, no se ha consolidado tanto como en algún momento creímos alcanzar.
Julio María Sanguinetti fue presidente de Uruguay.

jueves, 20 de octubre de 2016

jueves, 13 de octubre de 2016

"ACOSO ESCOLAR", EL PAIS. 13 DE OCTUBRE DE 2016




La brutal agresión en el patio de un colegio a una niña de ocho años que acabó en el hospital con múltiples lesiones ha hecho aflorar un grave problema presente en los centros educativos. La violencia, física y psíquica, en el seno de los colegios es una realidad, e intentar ignorarla, ocultarla o minimizarla no es la solución. Solo asumiendo que los menores son objeto de vejaciones y palizas por parte de sus propios compañeros será posible poner freno a un fenómeno que debería escandalizar a todos, empezando por padres y profesores.
Es inadmisible que en casos como el denunciado estos días en Palma de Mallorca no fueran los responsables del colegio quienes dieran la voz de alerta. Al fin y al cabo, era en sus instalaciones donde la niña fue arrojada al suelo y pateada repetidamente por un grupo de alumnos de entre 12 y 14 años (inimputables penalmente) a cuenta de una riña por un balón de fútbol al término del recreo.
Este suceso se une a las escalofriantes cifras facilitadas por la Fiscalía de Bizkaia, que el año pasado recibió 47 denuncias de acoso en el entorno escolar. Algunas tan flagrantes como la de una estudiante de bachillerato que necesitó escolta policial ante las constantes intimidaciones y amenazas, incluso de muerte, que recibía a través de mensajes clavados en su pupitre por parte de un compañero. Para descubrir al agresor fue necesario instalar cámaras ocultas en el aula. Hay otros instrumentos tecnológicos al alcance de todos, como la aplicación Alertcops, que permiten denunciar conductas delictivas. En año y medio de funcionamiento, este sistema ha impedido 63 casos de acoso escolar.
Detectar comportamientos que pueden derivar en acoso es una obligación de la que la comunidad escolar no puede abdicar. Su deber no es ocultarlos o intentar que no trasciendan, sino todo lo contrario: ponerlos en conocimiento de las familias, la policía y la Fiscalía.
Tampoco los padres pueden desentenderse y endosarles a los profesores toda la responsabilidad. Las competencias son ineludiblemente colegiadas. Es un principio básico que la educación ha de ser una tarea compartida y el proceso de aprendizaje y de socialización de los niños se debe conjugar en dos ámbitos irrenunciables: el hogar y la escuela. De poco sirve aplicar una férrea disciplina en un entorno si en el otro domina una completa dejadez. Instrumentos como los consejos escolares son esenciales para que padres y profesores actúen coordinadamente y transmitan a los niños valores cívicos de tolerancia y respeto.
Tan necesario como reforzar esa cultura de la educación compartida es adoptar medidas preventivas y diseñar protocolos de actuación en los colegios, un plan de formación específica al profesorado y una guía para padres y alumnos. Es preciso también aplicar el Plan para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos, ratificado por los Ministerios de Educación e Interior en 2007. Conocer la dimensión del problema, a través del prometido registro estatal de acoso, es la mejor manera de atajarlo. Pero además de voluntad política, hace falta dotarlo de medios para que funcione eficazmente.

lunes, 3 de octubre de 2016

EL RELOJ VERBAL


EL RELOJ VERBAL

El presente de indicativo:

En el reloj verbal el presente coincide con nuestro tiempo actual. Otra cosa son los usos. Desde ese significado central de coincidencia con el yo en el momento en el que se habla, podemos señalar distintos usos del presente:

a)      Para afirmar cosas del presente cronológico que presentamos como seguras y totalmente controladas. Declaramos así lo que sabemos sobre el presente y preguntamos lo que otros saben: Yo DUERMO  normalmente ocho o nueve horas al día.

b)      Afirmar el futuro: ¿ Te vienes a estudiar mañana a mi casa? Vale, a las cuatro ESTOY allí.

c)      Presente gnómico:  Decimos lo que sabemos sobre las cosas en general: Los niños SON niños.

d)      Presente histórico: El Tenerife LOGRA su mejor juego de su historia con Jorge Valdano en el banquillo.

El pretérito perfecto de indicativo:

       Con el perfecto afirmamos hechos terminados  en un espacio actual (en un tiempo actual):

       Un ejemplo sería: “Inglaterra se ha hecho dueña del mundo”. Esta oración quiere decir que todavía, ahora, en el momento en el que hablo, lo es.

      O: “Hoy he plantado un árbol”, “Esta semana he plantado un árbol”, “Este año he plantado un árbol”, “En mi vida, he plantado árboles muchas veces”.

      ¡También se puede usar este pretérito para señalar una acción futura, pero ojo: SUCESOS FUTUROS ANTERIORES A OTRO MOMENTO FUTURO! Ejemplo: Seguro que cuando vuelvas, la ha tarta ha desaparecido.

El pretérito indefinido o pretérito perfecto simple

   El Pretérito indefinido (perfecto simple) representa un hecho terminado y sin relación con el espacio actual:

     Con el indefinido contamos hechos terminados en el espacio pasado en que se produjeron (visto desde fuera):

    Llovió mucho aquel día.

   Por tanto, no es lo mismo decir  me compré un vestido precioso que me he comprado un vestido precioso.

    Con el perfecto compuesto presentamos un suceso como parte de la situación actual, como dijimos; con el perfecto simple, presentamos un suceso en sí mismo:

a)      Se ha ido hace un par de minutos.

b)      Se fue hace un par de minutos.

El pretérito imperfecto de indicativo:

    Es como si dijéramos el presente del pasado, si bien el presente representa hechos no terminados en el momento actual, el imperfecto traslada esta perspectiva a un momento del pasado, como si lo viéramos desde dentro.

   Sí, hace frío … Sí, hacía frío… Todas las noches estudio una hora… Antes estudiaba una hora…

   El pretérito pluscuamperfecto de indicativo.

   Usamos el pluscuamperfecto para referirnos a hechos que ya estaban terminados antes de ese punto del pasado:

    En aquel momento, mi padre no estaba en casa. Se había ido a trabajar.

    Cuando llegué, ya se habían comido toda la tarta.

    El futuro perfecto:

   Declaramos con ese tiempo sucesos terminados antes de ahora, o antes de un momento futuro.

   No sé, habrá llovido.

   Cuando vuelvas, la tarta ya habrá volado.

    El condicional:

   Suponemos una realidad pasada o pedimos una suposición sobre ese tiempo pasado.

    ¿Qué sería aquello que se movía allí? No sé. Sería un gato.

   El condicional simple designa una situación posterior a otra pretérita, por lo que ha sido caracterizado como un “futuro del pasado”. Se diferencian fundamentalmente CANTERÉ y CANTARÍA en que el segundo lleva implícita la idea de que existen ciertas circunstancias que dificultan el cumplimiento o la verificación del contenido de la oración, como en En 2010 cumpliría 60 años. También se usa para expresar una conjetura Serían las diez.

   El condicional compuesto:

   Con este tiempo, suponemos una realidad anterior a una escena pasada, o pedimos una suposición sobre este tiempo:    

    ¿Por qué estaba todo tan mojado aquel día? Pues no sé. Habría llovido.



   O un tiempo anterior a un condicional: Afirmaron que cuando llegara el invierno habrían recogido la cosecha.

      

LOS TIEMPOS DEL SUBJUNTIVO APARECEN EN CONTEXTO QUE APUNTAN HACIA LA EXPRESIÓN DE HIPÓTESIS, DESEOS, ETC…



   

sábado, 1 de octubre de 2016

"Sueño" de Fernando Savater. EL PAÍS.

La pasada noche decidí ver una película grabada desde hace meses, Las últimas horas, dirigida por Zak Hiditch. Es una reciente variación australiana del tema que desarrolló en 1959 Stanley Kramer en La hora final con un apabullante reparto encabezado por Gregory Peck y Ava Gardner, basada en el best-sellerde Nevil Shute. La actual no me pareció mala, sólo algo sosa pese a crímenes y orgías algo apáticas. El perfil bajo no es un defecto, pero al contar las catastróficas horas finales del planeta vividas por seres desesperados habría que ponerle mas emoción. La verdad es que los relatos del fin del mundo sin una estafa salvífica postrera me resultan tónicos, sobre todo ahora. No me asustan. Recuerdo a Víctor Hugo, que cuando le preguntaron si temía el último día universal repuso: “¿El fin del mundo? Eso ya ha pasado muchas veces”. O Borges, a la periodista que ufana le aseguraba que él nunca moriría: “Bueno, señorita, no nos pongamos pesimistas…”.
Entonces veo el reportaje sobre esa niña de cinco años aplastada por los escombros de un edificio bombardeado en Alepo, a la que rescatan aún con vida un grupo de agobiados voluntarios. Al principio llora con fuerza, luego se calla y en la camilla improvisada está dormida. Su cuerpecito machacado ha perdido toda facultad de movimiento. Ahora duerme y seguramente sueña. No con el fin del mundo, claro: eso lo ve cuando abre los ojos, a su alrededor, es la única realidad que ha conocido en su corta vida. Sucia de la cal y el polvo del derrumbe, llena de magulladuras, con lesiones internas, sueña con lo inaudito: el renacer del mundo, el alba de la compasión y la alegría. Sólo por su pureza quisiera que durase el mundo. Para que siga soñando…

miércoles, 28 de septiembre de 2016

¿Cómo me evalúan la opinión personal?

¿Cómo me evalúan la opinión personal?



De 9 a 10 puntos

 Ofrezco mi opinión de manera clara y siguiendo una de las estructuras establecidas (paralela, encuadrada, inductiva o deductiva). Mi forma de redactar es coherente, no cometo faltas de ortografía y el uso de los marcadores es correcto. Incluyo argumentos (de autoridad, de datos, de analogía) y no me extiendo en el uso del argumento basado en la experiencia personal. Refuto argumentos contrarios a los míos.  Uso recursos estilísticos, como la ironía y los paralelismos y las metáforas. Profundizo en los orígenes del problema que se me plantea y propongo soluciones. Demuestro que estoy al tanto de la realidad social que me rodea mencionando hechos o agentes del momento histórico que vivimos.



De 7 a 8 puntos

La estructura no está del todo clara. Cometo faltas de ortografía y de cohesión textual. Argumento mínimamente o solamente uso el argumento basado en la experiencia personal. Muy pocos recursos estilísticos aparecen en mi texto y no profundizo en las causas del problema ni planteo soluciones. No demuestro que estoy al tanto de la sociedad que me rodea pues no menciono ningún agente ni a ningún hecho.


De 5 a 6

Presento muchas faltas de ortografía y de cohesión textual, sin embargo, doy muestras de saber en qué sociedad vivo y además ofrezco tímidos argumentos. Soy capaz de nombrar a personas o a hechos del momento actual en el que vivo.


De 1 a 4

Presento muchísimas faltas de ortografía y graves problemas de cohesión textual. No doy muestras de saber en qué sociedad vivo y además no ofrezco ningún argumento y todo es irrelevante, vagos tópicos… Divago y me alejo del tema. Mi opinión no está nada clara y el texto es caótico. Uso coloquialismos. No doy muestras de conocimientos sobre la vida actual, de los problemas que afectan a las sociedades modernas en que vivimos.

martes, 27 de septiembre de 2016

FICHA 4


FICHA 4. "La educación que necesitamos", por Rafael Díaz Salazar. EL PAÍS. SEGUNDO DE BACHILLERATO.

El debate sobre la enseñanza en España no se adentra en la cuestión fundamental: ¿para qué educar? Los informes PISA no ayudan para responder a esta cuestión. La educación es mucho más que instrucción y aprendizaje de destrezas para el ejercicio de una profesión. La obsesión por reorientar la enseñanza desde los requerimientos del mercado laboral y el dominio de las nuevas tecnologías conlleva una amputación fortísima del derecho de aprender a cultivar todas las dimensiones del ser humano desde la infancia. Desgraciadamente se ha consolidado un modelo de enseñanza sin educación.

Seguimos sin aprender la crítica de Herbert Marcuse al hombre unidimensional. El modelo dominante de enseñanza está contribuyendo a reproducirlo. La tecnología desvinculada de la sabiduría es una nueva forma de alienación.

Los empleos del futuro requerirán escuelas que desarrollen la creatividad humana y no servicios educativos para el mercado laboral que, en plena revolución de la robótica, necesitará algo más que cualificaciones profesionales.

El instruccionismo escolar, que da más relevancia a las nuevas didácticas que a la transformación del modelo basado en asignaturas y currículos desgajados de la realidad personal de los alumnos y de los cambios sociales y ecológicos que se requieren en el siglo XXI. es un obstáculo que debemos superar.

La formación de la personalidad de niños, adolescentes y jóvenes es el gran fin de la educación. En El laberinto de la soledad, Octavio Paz afirmó que “toda educación entraña una imagen del mundo y reclama un programa de vida”. Necesitamos un proyecto educativo basado en una imagen ecológica del mundo y un programa de cultivo de la vida interior y de iniciación al activismo ecosocial para la construcción de sociedades más justas y sostenibles. Los contenidos curriculares pueden estar conectados con estas finalidades educativas, como nos lo demuestran las escuelas creativas que existen en España y otros países. ¿Cuándo crearemos un centro estatal que recoja las prácticas educativas innovadoras para contagiar a toda la red escolar con ellas? ¿Qué hacemos para incorporar al profesorado innovador al diseño de una nueva política educativa?

La personalidad bien desarrollada no se posee, se conquista. Necesitamos brújulas educativas para conseguirlo. ¿Dónde podemos encontrarlas? Dirijamos nuestra mirada a las sabidurías ecológicas presentes en culturas morales, en filosofías, en religiones y en antropologías. Sin una gran transformación ecosocial, el siglo XXI seguirá cavando su tumba y ningún capitalismo verde lo salvará. La tecnología y la ciencia operan en el terreno de los medios, no en el de los fines. No bastan para enseñarnos a vivir. Podemos crecer en I+D+i y tener una vida poco sabia, un inmenso raquitismo espiritual, una anemia existencial por falta de nutrientes de sabidurías.

Lo que más necesitamos es encontrar un fin compartido que dé sentido a nuestra actividad en la Tierra. Las sabidurías ecológicas son fundamentales para aprender lo que otorga más humanidad: adquirir una conciencia moral, pensar sobre el sentido de la vida, conocerse a sí mismo, desarrollar el gusto estético, saber utilizar el tiempo para la realización personal y comunitaria, comprometerse en el cambio ecosocial, luchar para acabar con opresiones laborales que precarizan la vida. En definitiva, lograr el buen vivir frente al bien estar y realizar la transición del tener al ser propuesta por Erich Fromm.

Las escuelas y las familias, ¿no tienen nada que decir y hacer sobre estas cuestiones? Afortunadamente existen centros escolares que saben relacionar los grandes temas existenciales con la enseñanza de las matemáticas, la historia, la física, la lengua, etcétera. El arte de educar consiste en saber vincular la transmisión y aprendizaje de conocimientos con la realidad psicológica de cada edad y con el descubrimiento de la implicación personal en la transformación social y ecológica de los países.

La educación del yo interior enraizado en una visión ecológica de la realidad y en la práctica de la autocontención y la solidaridad predispone para la constitución de un yo político implicado en el activismo social. La buena educación es la que aspira a formar personas que vivan la existencia con armonía entre la dimensión interior y la dimensión sociopolítica de su ser, entre el cultivo del arte y la lucha contra el sufrimiento social.

Nos encontramos, como afirma Zygmunt Bauman, en un momento de ceguera moral ante las catástrofes sociales y ecológicas. Necesitamos proyectos educativos que abran los ojos y vinculen el conocimiento con el cese del dolor que asola al mundo.



Rafael Díaz-Salazar es profesor de Sociología en la Universidad Complutense y autor de Educación y cambio ecosocial.



1.- Realiza un subrayado de palabras claves y luego realiza un resumen.

2.- Tema y tesis.

3.- PÁGINA 27 DEL LIBRO DE TEXTO.

4.- PÁGINA 35 DEL LIBRO DE TEXTO.

5.-  LITERATURA: PÁGINAS 163, 167 y 175.